domingo, 23 de noviembre de 2008

No one mourns the wicked / Nadie llora al malvado

PRÓLOGO
La historia comienza con un humo llenando el escenario, el Reloj del Dragón del Tiempo corriendo frenéticamente, el sombrero de la Bruja Malvada del Oeste en el suelo y los Ozianos llegando felices a celebrar y correr la noticia de que la Bruja ha muerto.

OZIANOS:
¡Buenas noticias! ¡Ha muerto!
La Bruja del Oeste está muerta,
la bruja más mala que jamás ha habido,
la enemiga de todos aquí en Oz ¡está muerta!
¡Buenas noticias ¡Buenas noticias!

OZIANO: ¡Miren! ¡Es Glinda!

Glinda llega flotando en una burbuja gigante

GLINDA: Es bueno verme, ¿no? (los ozianos asienten) No hace falta que respondan, era una pregunta retórica. Estimados Ozianos:
Hay que estar contentos, hay que estar agradecidos,
hay que alegrarnos de que la bondad pudo vencer
las malvadas obras de ya saben quién.
¿No es lindo saber que el bien triunfará sobre el mal?
La verdad en que todos creemos seguirá hoy y siempre
más allá de las mentiras
para ti y para...

OZIANO: ¡Glinda! ¿Exactamente qué tan muerta está?

GLINDA: Bueno, ha habido muchos rumores y especulación… innuendo, outuendo… pero déjenme revisar el expediente. Según el Reloj del Dragón del Tiempo, la derretida comenzó a la hora 13; resultado directo de una cubeta de agua tirada por una niña. Sí, ¡la Bruja Malvada del Oeste ha muerto!

OZIANO 1: ¡Nadie llora al malvado!

OZIANO 2: Nadie se lamenta: "¡No volverá!"

OZIANO 3: ¡Nadie deja flores en su tumba!

OZIANO: ¡El buen hombre detesta al malvado!

OZIANA: Con su ejemplo nuestros niños aprenden…

OZIANO 4: ¡...lo que perdemos cuando nos portamos mal!

GLINDA:
Y la Bondad sabe que las vidas de los malvados son solitarias,
la Bondad sabe que los malvados mueren solos,
eso solo demuestra que cuando eres malvado te quedas siempre solo.

OZIANOS:
Sí, la Bondad sabe que la vida de los malvados es solitaria,
la Bondad sabe que los malvados lloran solos,
nada crece para los malvados, segan solo
lo que han cosechado.

OZIANO: ¿Glinda, por qué ocurre la maldad?

GLINDA: Es una buena pregunta, una que mucha gente encuentra confundescente. ¿Los malvados nacen o la maldad es arrojada sobre ellos? Después de todo, ella tuvo una infancia; tuvo un padre, que resulta era el Gobernador de Munchkin Land.
Los padres de la Bruja (Frex y Melena) entran

FREX: Me voy a la asamblea, querida.

GLINDA: Tuvo una madre, como muchos tienen…

FREX: Cómo odio irme y dejarte sola

MELENA: Está bien, es sólo por una noche

FREX: Pero sabrás que estás en mi corazón mientras esté fuera de tu vista...

Frex sale. Un amante entra corriendo al cuarto.

GLINDA: Y, como todas las familias, tenían sus secretos.

AMANTE:
Toma otro trago, mi belleza de ojos negros,
me queda una noche más aquí en el pueblo,
así que toma otro trago de elixir verde
y tendremos una pequeña fiesta;
toma otro pequeño sorbo, pequeña dama, y sígueme.

El amante sale. Frex y la matrona entran. Melena se acuesta en la cama.

GLINDA: Y, claro, desde el momento en que nació, era… bueno… diferente…

MATRONA: ¡Ah! ¡Ya viene!

FREX: ¿Ahora?


MATRONA: ¡El bebé viene!

FREX: ¡Vaya!

MATRONA: ¡Veo una nariz!

FREX: ¡Veo un mechón!

AMBOS: Es un saludable, perfecto, adorable, pequeño… (gritan)

MELENA: ¿Qué? ¿Qué pasa?

MATRONA: ¿Cómo es esto?

FREX: ¿Qué significa?

MATRONA: ¡Es atroz!

FREX: ¡Es obsceno!

AMBOS: Como un sapo, una col, la bebé es anormalmente... ¡verde!

La matrona le presenta el bebé a Frex, quien la rechaza.

FREX: Llévense esa cosa... ¡llévensela!


Salen.

GLINDA: Así que, ya ven, no pudo haber sido fácil

MUNCHKINS:
¡Nadie llora al malvado!
¡Ahora, por fin, está muerta para siempre!
¡Ahora por fin hay felicidad por todo el mundo!
Y sabe la Bondad (GLINDA: Sabe la Bondad)
Sabemos lo que es la Bondad (GLINDA: Oh)
La Bondad sabe que los malvados mueren solos (GLINDA: Ella murió sola)
Lástima por aquellos (GLINDA: Lástima por aquellos)
Que rechazan la Bondad, ¡a ellos se les muestra!
Nadie llora al malvado (GLINDA: ¡Buenas noticias!)
Nadie llora al malvado (GLINDA: ¡Buenas noticias!)
Nadie llora al malvado…
Malvado…
¡Malvado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario