lunes, 19 de enero de 2009

No one mourns the wicked / Nadie llora al malvado

ACTO DOS

ESCENA DIEZ

Elfaba ordena a Glinda que se esconda y ella misma se mete tras una cortina. Glinda observa toda la acción en la pantalla que hace la cortina: los CazaBrujas llegan, rodean a la Bruja y le lanzan agua, Elfaba grita horriblemente y se derrite, los CazaBrujas se va, jubilosos. Chistery aparece y abre la cortina, donde sólo quedan el sombrero de Elfaba y la pequeña botella verde. Glinda recoge el sombrero y llora la muerte de su amiga, el Mono Chistery la llama y le entrega la botella también.


ESCENA ONCE
En el Palacio del Mago, el gobernante se muestra angustiado a pesar del ambiente de celebración. Madame Morrible intenta animarlo pero Glinda llega, sosteniendo la botellita de Elfaba, la cual le muestra al Mago, recordándole que la única botella como ésa que ha visto en Oz la tenía él. El Mago se da cuenta entonces que aquella mujer, la bella Melena, que fue su amante años antes, fue también la madre de Elfaba... y que tal vez la chica verde haya sido su hija.
Glinda ordena al Mago que abandone Oz y se enfrenta entonces a Madame Morrible. Glinda sabe bien que el clima "es la especialidad" de Madame Morrible y ordena que la arresten como responsable por la muerte de Nessarosa.


FINAL
Volvemos a donde empezamos. La Bruja Malvada del Oeste ha muerto, los Ozianos festejan y Glinda lo observa desde las alturas. Pero ahora sabemos la verdadera historia.




OZIANOS:
¡Buenas noticias! ¡Ha muerto!
La Bruja Malvada del Oeste está muerta,
la más malvada bruja que hubo jamás,
la enemiga de todos nosotros en Oz ¡está muerta!
¡Buenas noticias! ¡Buenas noticias!

El Espantapájaros (Fiyero) entra. Se agacha y toca en una trampilla en el piso.

FIYERO: ¡Funcionó!

Abre la puerta y Elfaba sube

ELFABA: ¡Fiyero! Creí que nunca llegarías.

Se abrazan. Cuando se separan, Elfaba toca la cara de paja de él

FIYERO: Está bien, tócala, no importa. Ah, hiciste lo mejor que se pudo. Me salvaste la vida.

ELFABA: Aún eres muy guapo.

FIYERO: No tienes que mentirme.

ELFABA: No es mentir… es ver las cosas de diferente manera.

OZIANOS:
Nadie llora al malvado,
ahora por fin está muerta para siempre
¡ahora, por fin, hay alegría por toda la tierra!

GLINDA: Compatriotas Ozianos, amigos míos. Hemos pasado por tiempos difíciles. Vendrán otros tiempos y otras cosas que nos asustarán. Pero si me dejan, me gustaría intentar ayudar. Me gustaría intentar ser… Glinda la Buena.

OZIANOS: ¡Buenas noticias!

FIYERO: Es hora de irnos

ELFABA: ¿Nunca podremos volver a Oz, verdad?

FIYERO: No

ELFABA: Sólo desearía…

FIYERO: ¿Qué?

ELFABA: Glinda debería saber que estamos vivos

FIYERO: No puede saberlo, no si queremos estar a salvo. Nadie puede saber jamás.

OZIANOS: Buenas noticias...

FIYERO: Vamos…

GLINDA: ¿Quién puede decir si he cambiado para mejorar? Pero…

ELFABA & GLINDA: Porque te conocí…

OZIANOS: Nadie llora al malvado…

GLINDA: Porque te conocí…

ELFABA & GLINDA: He cambiado…

Fiyero y Elfaba salen a través del reloj

OZIANOS:
¡Nadie llora al mavado!
Malvado...
¡Malvado!

1 comentario:

  1. Quiero darte las gracias por compartir esta obra. Me ha dado algunas cosas que pensar, aunque lamentablemente no me identifiqué con algún personaje, (de hecho no me ha ocurrido con otra obra).

    Así es esto mi estimada "Elfabina", ojalá que pronto nos traduzcas algo más.

    No tengo más palabras por hoy, sólo que me ha gustado las enseñanzas que hay en la obra y pues con el tiempo he aprendido cosas nuevas tanto de ti como de la vida misma.

    ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

    ResponderEliminar