miércoles, 18 de junio de 2008

¿Qué les viene a la mente si juntan éstas tres canciones?

SIN TI
(Tito Guízar)
Sin ti no podré vivir jamás,
y pensar que nunca más estarás junto a mí.
Sin ti qué me puede ya importar
si lo que me hace llorar está lejos de aquí.
Sin ti no hay clemencia en mi dolor,
la esperanza de mi amor te la llevas al fin.
Sin ti es inútil vivir
como inútil será
el quererte olvidar.

SABOR A MÍ
(Álvaro Carrillo)
Tanto tiempo disfrutamos de este amor,
nuestras almas se acercaron tanto así
que yo guardo tu sabor
pero tú llevas también sabor a mí.
Si negaras mi presencia en tu vivir
bastaría con abrazarte y conversar,
tanta vida yo te di
que por fuerza tienes ya sabor a mí.
No pretendo ser tu dueño,
no soy nada, yo no tengo vanidad,
de mi vida doy lo bueno,
soy tan pobre ¿qué otra cosa puedo dar?
Pasarán más de mil años, muchos más,
yo no sé si tenga amor la eternidad,
pero allá tal como aquí
en la boca llevarás sabor a mí.

LA GLORIA ERES TÚ
(José Antonio Méndez)
Eres mi bien lo que me tiene extasiado
¿por qué negar que estoy de ti enamorado?
De tu dulce alma que es toda sentimiento,
de esos ojazos negros de un raro fulgor
que me dominan e incitan al amor;
eres un encanto, eres mi ilusión.
Dios dice que la gloria está en el cielo,
que es de los mortales el consuelo al morir,
desmiento a Dios porque al tenerte yo en vida
no necesito ir al cielo tisú;
sí, alma mía la gloria eres tú.

3 comentarios:

  1. Es una buena pegunta... a mi me recuerda a mi abuelo pues le gustaban esas canciones y por lo regular amenizaban una linda tarde de mayo, aunque son más las cosas que llegan a mi memoria, pero si lo escribo mi comentario sería muy largo, y hasta cursi.

    Saludos, amiga.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y? Vamos, compañedo, ilústreme.

    ResponderEliminar
  3. Bien, con gusto te comentaré lo demás que se viene a mi cabeza al juntar las tres canciones, pero lo haré a tu correo, pues si hay muchas cosas íntimas, y quizá hasta penosas.

    Por cierto, difícilmente te podré ilustrar en algo, sino todo lo contrario; no es necesario decir que cuando leo lo que escribes mi pupila se dilata... tú ya sabes porqué.

    Finalmente, no es necesario que sigas escribiéndome con tanta propiedad, los protocolos no me agradan y preferiría que me escribieras algo como "pinche Yair" o algo por el estilo, aunque también comprendo tu educación.

    Saludos, amiga. GRACIAS.

    ResponderEliminar